La necesidad de protegernos de los rayos UVB y UVA se ha vuelto cada vez más importante con el transcurso de los años sin importar edad, pues la exposición al sol puede acarrear problemas graves de salud. Cada vez estamos más expuestos a varios factores que alteran nuestra piel como la polución, luz natural e incluso artificial. Por todo ello, laboratorios como La Roche-Posay, innovando en productos de cuidado de todas las pieles, sorprende con ‘Anthelios’. Su gama de protectores solares que tienen todo tipo de filtros siguiendo las normativas europeas. Los productos tienen una acción antioxidante, antipolución y son bastante resistentes al agua, el sudor y la arena. Además, cuentan con una fórmula respetuosa con la vida marina que ha sido eco testeada bajo protocolos muy estrictos.

Uno de los productos que podemos encontrar dentro del catálogo de Anthelios de La Roche-Posay es Anthelio Stick Zonas Sensibles SPF50+. Este artículo proporciona una protección alta frente a los rayos UVB y UVA, es resistente al agua, no es graso y no deja marcas blancas. Además, hidrata las zonas sensibles.

Todo esto se consigue gracias a sus ingredientes principales cómo:

  • XL-Protect. Aporta una alta protección frente a los rayos solares pero también protege la piel frente a otros agresores como los infrarrojos y la contaminación.
  • Glicerina. Este ingrediente contribuye a la hidratación de la piel.
  • Agua termal. Aparte de ser eficaz contra los radicales libres que pueden generar los rayos UVB y UVA, tiene propiedades calmantes y antioxidantes.

Su aplicación es fácil e idéntica a la de otros protectores solares. Debemos usarlo justo antes de la exposición al sol y volver a aplicarlo con frecuencia y generosidad para mantener la protección, sobre todo, después de transpirar o secarse con la toalla.

Anthelios de La Roche-Posay, testado bajo control dermatológico y oftalmológico, está recomendado por más de 60.000 dermatólogos en todo el mundo, según una encuesta en el mercado dermocosmético realizada por IQVIA y más socios, y su eficacia ha sido demostrada con 31 estudios clínicos llevados a cabo en vivo por expertos dermatólogos mundialmente conocidos en el campo de la fotodermatología.

Artículos relacionados