De acuerdo con la AEDV, Agencia Española de Dermatología y Venereología, la caída en exceso del cabello en otoño es un proceso totalmente natural.

No sé si alguna vez has llegado a planteártelo o te has percatado de que en otoño el pelo se cae en mayores cantidades. Podríamos decir que parece que intentamos dejar nuestro rastro por si nos pasa algo en cualquier momento. Tanto hombres como mujeres vamos dejando pelo por donde pasamos. En ocasiones, nos podemos llegar a sorprender de los mechones tan grandes que se nos caen cuando nos estamos duchando.

En nuestro día a día, lo normal es que se nos caiga el cabello debido al estrés, tanto físico como emocional, causado por nuestro acelerado ritmo de vida, por utilizar de forma continuada aparatos y tratamientos que nos ayudan a dominar nuestro cabello pero que puede acabar dañándolo seriamente a lo largo del tiempo o, por otros factores externos que nos producen caída del cabello (tratamientos médicos, por ejemplo). Sin embargo, en otoño, esa caída de cabello se agrava.

La pérdida de cabello en otoño se le conoce como ‘efluvio telógeno agudo’. Cuando llega esta época del año nuestro cabello necesita, por así decirlo, renovarse, por lo que de forma natural pasa por un proceso de ‘recambio’. El pelo más antiguo y dañado deja paso a pelo nuevo, nutrido y fortificado.

En realidad, si nos fijamos en la propia naturaleza, los árboles pasan por el mismo proceso que nosotros. Poco a poco van mudando sus hojas hasta que consiguen volver a tener hojas fuertes y sanas. Así que a la pregunta de ¿deberíamos preocuparnos por esto? La respuesta es no. Tenemos que entender que es un proceso totalmente natural.

Actualmente existen muchos consejos sobre cómo evitar la caída del cabello en otoño, pero evitar algo que es completamente natural e involuntario es prácticamente imposible. No obstante, es cierto que es recomendable seguir algunos consejos de cómo mantener tu cabello firme y nutrido y sobre cómo podemos prevenir esa pérdida de cabello en exceso.

Por otra parte, también existen infinidad de productos que ayudan a combatir la pérdida de cabello. Entre ellos se encuentran las lociones y los champús anticaída, altamente recomendados como complemento que puede ayudar a la revitalización de nuestro cuero cabelludo, y por otro lado, las ampollas, suplementos ricos en vitaminas que ayudan a la nutrición de nuestro cuero cabelludo.

En definitiva, el pelo se te va a caer de todas formas. No obstante, ¿qué puedes hacer? Establecer una rutina de hidratación y enriquecimiento de tu cuero cabelludo usando, por un lado, champús y lociones adecuadas a ello, y por otro lado, usando ampollas desarrolladas para nutrir y cubrir las necesidades de tu cuero cabelludo.

Artículos relacionados