En los últimos años organismos como la Organización Mundial de la Salud, así como los profesionales médicos de todo el mundo se han unido para lanzar un importante mensaje a la población: la importancia de la protección de la piel frente a la radiación solar para prevenir el cáncer de piel. Y es que, aunque la exposición al sol sea una constante cada día de nuestra vida, hasta ahora no existía una concienciación colectiva acerca de los peligros que esta pudiera suponer de hacerse sin protección alguna.

Afortunadamente, y gracias a la expansión de este mensaje que cada vez cala más profundo en la población, el consumo de fotoprotectores para la piel ha ido en aumento en los últimos años, llegando a alcanzar los 39 millones de euros en ventas en farmacias en el mes de julio de 2020.

Un fotoprotector eficaz

Eficacia y alta protección es lo más buscado por todos los que se acercan a su farmacia de confianza en busca de un fotoprotector. Sin embargo, no es lo único ya que, además, se suelen buscar fórmulas ligeras y que no dejen residuo para una mayor comodidad de la piel. Esto es algo que los laboratorios La Roche Posay ha conseguido gracias a sus 25 años de experiencia en investigación clínica avanzada para desarrollar sus líneas de productos para el cuidado solar de todo tipo de pieles.

La línea Anthelios de La Roche Posay cuenta con una fórmula de amplio espectro apta para las pieles sensibles que incorpora ingredientes fotoestables excepcionales y utiliza Mexoryl XL para proporcionar a la piel una protección eficiente frente a los rayos UVA y UVB, además de los daños provocados por los infrarrojos. Además, su fórmula también es antioxidante, con propiedades calmantes y combate los radicales libres responsables del envejecimiento de la piel.

En su línea Anthelios La Roche Posay no ha querido dejarse nada en el tintero, por eso ha desarrollado productos para pieles reactivas, intolerantes y con tendencia alérgica; para las pieles de los niños; para las pieles maduras; para el cuerpo de personas con piel sensible, y para el rostro de personas con piel sensible.

El después también importa

Aunque la concienciación sobre la necesidad de utilizar protección solar se ha extendido, muchas veces se olvida que el después también importa. Y es que, aunque no se sufran quemaduras por la acción del sol, es necesario nutrir e hidratar la piel tras exponerse a la radiación. Para ello La Roche Posay ha creado la línea Posthelios, pensada para ayudar a la piel a recuperarse después de este momento clave.

Las fórmulas de Posthelios Hidra Gel Antioxidante y de Posthelios Gel Fondant concentran los beneficios y el efecto calmante del agua termal que ha hecho tan conocidos a los laboratorios, además de incorporar otros activos hidratantes como la glicerina, que ayuda a recuperar la barrera protectora de la piel.

Los laboratorios La Roche Posay son, sin duda alguna, unos de los mayores expertos en el tratamiento y prevención del año solar en la piel, por eso sus gamas Anthelios y Posthelios son una apuesta segura para una buena protección.

Artículos relacionados